viernes, 13 de mayo de 2011

Gracias, madre...

Érase una vez, en una tierra no muy lejana...
[Si, creo que asi debe empezar esta historia; después de todo, el resto de ella NO es un cuento de hadas]

La decada de los 50's terminaba, una niña [la mayor de tres hermanos] tenía que ayudar en las labores del hogar y estudiar; su padre, era de esas personas que creían que solo los hombres debían estudiar, mientras que las mujeres debían encontrar un buen marido y ser buenas amas de casa, razón por la cual, aquella niña solo pudo terminar la primaria, mientras que su hermano [unos años menor que ella] tuvo la oportunidad de terminar sus estudios, elegir una carrera y tener una profesión.

Pero bueno, volvamos a la historia principal. Ana [si, ese es su nombre] era una niña como cualquier otra, vivía con sus padres, su hermano y su pequeña hermana, tenía algunas amigas, las cuales conserva hasta la fecha; si, es una niña como cualquier otra. Sin embargo, a su corta edad [creo que tenía unos 10 o 12 años] tuvo que ver como unos paramédicos atendían a su madre mientras agonizaba en el suelo, un pariente suyo había entrado a la casa y la había apuñalado.

Aquella niña creció, y si, con el tiempo ella tambien conoció el amor, como muchas chicas de su edad se enamoró de un joven que aparentaba ser un chico malo [no, no supongan nada, ese tipo no es mi padre]. Con él tuvo una hija y le puso el nombre de su madre; pero la pequeña Carmen enfermó, se puso muy grave y murió a los dos años de edad. Después tuvo a mis otros hermanos [Raquel, Neftali y Rebeca]. Ya en ese entonces, su principe no era lo que ella esperaba, llevando en su vientre a un niño [no, aun no soy yo, se trata de mi hermano Noe] dejó a su esposo y crió a sus hijos sola. La gente hablaba de ella, de porque había tenido un niño si su marido ya no estaba con ella, inventaban historias, y debo decir que mi madre es una de las personas mas sensibles que he conocido [si, creo que eso me lo heredó a mi], su madrastra la trataba mal a ella y a sus hijos, y todo eso la ponía muy mal. Pero no todo estaba perdido, un día conoció a alguien mas [ok, este si es mi padre] y decidió darse otra oportunidad, aunque él a veces parecía ser una persona muy fría sabía cuidar bien de ella y de sus hijos; un día, antes de que yo naciera, el ex-esposo de mi madre llegó a casa buscando problemas, y mi padre, después de tranquilizar a mi madre, salió a hablar con él, lo convenció de ir a caminar y cuando regresó a casa le aseguró a mi madre que esa persona no volvería a molestarla; hasta la fecha, mi madre no sabe que fue lo que pasó aquel día y yo prefiero no preguntarle jeje. Los días pasaron y mi madre tuvo otro hijo.

Y nací yo, un día antes del cumpleaños de mi madre.

Desde entonces he vivido lo suficiente para ver el amor que mi madre nos tiene a mi y a mis hermanos. Nos solapa, nos regaña, nos llama la atención, nos enseña, pero sobre todo... NOS AMA.


Hay muchas anécdotas que pudiera contar sobre lo que ella ha hecho por sus adorables y tiernos hijos, pero eso, mis queridos amigos, será en otro post



Para terminar, y como ya es costumbre, les dejo una canción, que a mi parecer, expresa bastante bien lo que es el amor de una madre por sus hijos. Creo que mas de uno se sentirá identificado jeje.
 
"Mamá Perdona" by Marto


Peace&Love

1 comentario:

SrItA. mUeGaNiTa dijo...

Si ser como es, lo heredó de su Madre... BIEN por Ud.!! Su Mami es mega adorable entonces!! :)


Bueno, creo que hay algo que enmarca las historias mutuas de nuestras Madres... El amor que les tenemos y lo grandes y luchadoras que han sido.

APAPACHOS!!! :D