viernes, 29 de abril de 2011

La magia de ser niño...

Niños... ahh.. ¿qué sería del mundo sin su inocencia?

Yo he tenido la suerte de siempre estar en contacto con ellos... De hecho, creo que hace muuucho tiempo, yo tambien fui un niño, un poco... diferente... ok, lo acepto, era raro ¬¬

Bueno, retrocedamos un par de años... yo era un niño risueño, travieso, curioso, etc. Viví los primeros años de mi vida en la que ahora es la casa de mi hermano [en la cual viven mis sobrinos], fuí el regalo de XV años de mi hermana :D si... nací el día que mi hermana cumplió XV años jejeje... definitivamente, no pudo haber mejor regalo para ella. Y como agradecimiento, ella tuvo que cuidar de mi durante los primeros años de mi vida ^^ ... además de mis padres, ella era la única que me hacía compañía, ya sea para bien o para mal.. de ahí mi trauma con las canciones de Magneto u.u *deja de escribir y se pone a tararear Vuela Vuela*...
Otra cosa que recuerdo de mi infancia son las letras... asi es, mi padre se empeñaba bastante en que yo aprendiera a leer y a escribir; cuando entré a preescolar yo ya conocía las consonantes y las vocales [¿ya les dije que yo era raro?] jejeje... ¿amigos?, la verdad tuve pocos, sin embargo, crecí como un niño normal [ok, mas o menos normal].
Mi madre dice que yo siempre fui un niño con "mirada triste"... yo no recuerdo mucho de eso, pero quién soy yo para contradecirla jeje.. la verdad es que si, revisando algunas fotografias pude ver que ella tenía razón.
Pero claro, sucedió lo que tenía que pasar, y crecí... con el pasar de los años pude haber olvidado todo lo que significaba ser "niño" pero como les dije anteriormente, siempre he estado en contacto con ellos, gracias a mis hermanos, que no han dejado de aportar mas nombres a mi lista de sobrinos ¬¬ jeje.

La verdad es que el poder convivir con ellos me ha ayudado bastante, la sonrisa de un niño es como un rayo de esperanza, alegra el día y te hace pensar que quizá el mundo no está tan mal. Después de todo en ellos aun existe esa pequeña gota de esperanza. Y no solo en ellos, con el tiempo he descubierto que esa luz de esperanza, que los niños muestran y comparten con tanta facilidad, nunca muere; esa esperanza sigue dentro de cada uno de nosotros, el problema es que con el pasar del tiempo nos cubrimos con capas que nos protegen del mundo exterior, pero que a su vez opacan esa luz que habita en los corazones de los niños. A veces es necesario despojarse de esa coraza que hemos creado, para dejar que el mundo vea al niño que aun vive dentro de nosotros. Intentémoslo y hágamos de este mundo un lugar mejor :)

Y ya para terminar: Una imágen, una canción y una cita...


Sabdi, la mas pequeña de mis sobrinas *Awww* :3

 
Para todos aquellos que habitamos al este del Edén...


"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños."
-Khalil Gibrán-

1 comentario:

SrItA. mUeGaNiTa dijo...

Por qué siempre tienes la razón? Me agrado en demasia tú post...

Y realmente, al final, creo que esto de recordar, mueve fibras sencibles, que muchas veces se nos olvida que tenemos dentro...

APAPACHOS!!! :D

PD. Sabdi es una lindurotaaaa!!! =3